lunes, 19 de agosto de 2013

En el otro lado


En el otro lado
Foto:Artwork

He visto miles de cosas
Qué pasan por la mente
Son cosas que no puedo
Hacer frente;
Y qué no puedo soportar en mi.
He alejado lo que no pudo empezar.

En el otro lado voy a hablar de
Mi amor y de la vida;
Incluso si pierdo mi aliento en medio
De la sombra de las nubes;
En el otro lado me reiré sobre
Lo que no podía hacer.

Voy a lamer las grietas del pasado;
Para que se cierren con el tiempo;
La vida está cansada de soñar las
Mismas visiones en la misma frecuencia,
Alejare lo qué no debí ser y recuperare
Lo qué pude haber sido.


  
                                                                               Escrito por: Katya Cruz

miércoles, 7 de agosto de 2013

Viento


Fotografia por: Nadia Bird
Devian Art.

Viento

El aire qué  empuja en latitudes extrañas,
Me sonríe, me abraza, me enloquece;
Es un  viento caprichoso que huele a humor;
Caen hojas sueltas, otoñales y monótonas.
Cada hoja es un recuerdo más que guardo.

¡Y al decir esto! ¡Lo he dicho!
He gustado ser un personaje ligado a
La locura de mi congoja y a la oscuridad de mis espacios;
Aunque las palabras me atropellen de vez en cuando;
Es así donde parte mi persistencia.

No puedo contribuir a ser un despiadado sujeto, 
¡Si, esta es la espaciosa predilección!

Si este viento me hablara, si la pasión fuese una ley;
¡Estaría sentada en el trono de la libertad!
¡Ja, es solo una chispa quimérica!
Más sin embargo, me he disminuido, y ando con el cadáver
De mi esperanza y con el sepulcro de mi mundo.

Me he olvidado de esas luces inútiles en el firmamento;
¿Por qué no se quedan intermitentes? Así no me emocionaría
La mirada, ni el deseo de comunicación.

¡Oye! ven y aprecia este espectáculo secular;
Es un tanto indescriptible  y fútil.
A veces vergonzoso, a veces ameno.
Cuales curiosas tragedias se rozan.
¡Qué misteriosos dolores!
¡Qué punzante desabrigo!
¡Música deplorable!

Es el  viento  que me ensucia la cara;
Riega los charcos y me trae esos olores
A cultivo; esos sabores a pavimento calado.
¡Ay! quiero perder mis letras, para sufrir
Por mi vida y revivir el libido qué provoque.

Afuera hay tanto que temo, me sacude
Este salvaje tifón,  se aboca, me prescinde;
Viento, no desordenes mis franjas, mis pelos
destinados; No interrumpas mi descanso.


                                                                      Escrito por: ©Katya Cruz