viernes, 23 de noviembre de 2012

† El Reloj †


El Reloj

Los pasos del tiempo arrastran la soledad,
alejan los años de las voces comprendidas;
manecillas qué bailan como aves altivas;
susceptibles recrean en las ventanas
rotas del presente.

El tiempo se retorce en el viento
trayendo faros y sombras salvajes
un futuro desconocido quiza adornando
la muerte, quiza limpiandose de culpa.

¡Ah y como muero por acercarme al reloj!
para mecer mis sueños en el pendúlo
con aquella absoluta libertad...
¡Ah y como quiero escuchar esa melodia
a cada cuarto de hora!
en cada cuarto estiro la vida, en cada
campanada el aire me desgarra.

El tiempo esclavo de la eternidad;
y jugamos con el marmol, y reimos
con la flores ignorando las hojas
¡Oh son  las horas, minutos y segundos
masticando el mundo, devorando los
placeres...! esa saeta que corre
tan de prisa, y todo ya es un ciclo
el mundo va repitiendo lo autentico.

El mundo enfrenta la fama, castiga la justicia
bucea en el color celeste del mar; y
lucha en vano  contra la marea, obsesionado
con la destrucción.

Ese Reloj antiguo de forma especial
brillante, de serpentina que controla
los pasos y subyuga la impaciente realidad.
¡ay vosotos que habitamos dando vueltas
atemorizados por estar al reves...!
no es correcto que las manecillas retornen.

Ese reloj que despierta;que acosa el reposo
es su funcion que no es fantasia.

                                                                                           Katya Cruz