jueves, 30 de agosto de 2012

† Demencia †




Demencia 

Y  llevo expresiones faciales distorsionadas;
posturas corporales exageradas;
actos absurdos y gestos dispersos;
atravesando paisajes; cabalgando en sueños
paranoicos en mi nave de locos.

y aquellos hablan bufonean y enjuician
el anzuelo de mi insania;
cuan vejatorios son los cuerdos
viviendo de su previsible moralidad.

No puedo ver con mis ojos mi continua manía;
si he de morir por ella junto a la luna llena
abrazare mi locura;
Es el momento exclusivo donde
reconozco mi miseria radiante; mi ineptitud
de razonar; mis flaquezas, mi muerte sin conmoción.

y aquellos formales que adoptan teorías ajenas
se hundirán en la somnolencia;
¡si tan solo pudiesen comprobar una!;
si tan solo metiesen la suficiencia poseedora
en la fauces del tanteo de las cosas experimentales
para enloquecer en su razón.

Tengo cada vez más a mi oído esta partitura fantasmal
vibrando los sonidos chopines exasperantes pero a la vez
cautivadores;
esa calma entre tintes musicales y con ellos
la imagen alucinante de Mozart eligiendo terceras;
tocando una a una las teclas exhibicionistas.

Es tanta mi locura que ha de encontrar las vergüenzas
escondidas, la locura imprudente que consigue
ilegalmente el ocaso racional y la ignición
puesta en las mas profunda torpeza.

                                                                                             Katya Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario