jueves, 29 de diciembre de 2011

† Fantasma de mis sueños †

 

† Fantasma de mis sueños †
                                                  
Y me pase la noche contemplando;
y contandole a luna que tan solo
el sonido de tu voz me haces desvariar 
y todo lo qué tú me haces sentir.

Y ella ahora quiere sentir todo
lo qué le he dicho qué siento
te quiere para ella.
Y ahora resultara 
qué solo seras para ella y no para mi.

porque no estas aquí, estas a su alcance;
y no al mio; ella es capaz de rosar tu piel;
de rosar tus labios y de besarte con su luz; 

celosa estoy de la dama de plata;
porque ella puede hacer lo que 
yo tanto deseo;

tu mi mayor anhelo;
mi sueño perdido;
mi deseo pendiente;

y  ahora solo eres el fantasma de mis sueños.

                                                                                    Brenda V. Reyes

sábado, 24 de diciembre de 2011

† De Vez En Cuando †


† De Vez En Cuando †

De vez en cuando
anhelo desplazarme
a un lugar;
donde no existen
mortajas, horas ni sueños.

De vez en cuando me
desiquilibra esta
gris resistencia;
que desgarra mis talones.

De vez en cuando
la noche se vuelve
adversa a lo extraño; 
me monopoliza.

De vez en cuando
el alma se vuelve un marjal cerrado
a la realidad;
y en la oscuridad reposo envuelta
en el exquisito aroma del vino.
 
De vez en cuando
mi alma se separa de mi cuerpo; y duermo
en un sueño entre espejismo y objetividad;
 el corazón derrama su corriente bajo el ojo
de la infinidad.
 
Finalmente me doy cuenta
qué la vida es un suceso
breve;
una cosa impalpable qué morirá;
 una cosa íntegramente fenomenal.

                                                                                            Katya Cruz

martes, 13 de diciembre de 2011

† Te Encontre †


Te Encontre

Alli donde el viento
dejó un pequeño hueco;
donde la espuma gira
mareada y sedosa;

donde las fantasias bailan
alteradas;
donde un sueño exorbitante;
es soñado en común;

alli encontré
en el fulgor de tus ojos
esta intima fuerza pleamar;
qué me personifica;

alli donde reside
la ilusion de un poeta
descubri el placer de
tu delicadez;

donde de rodillas os imploré
a la noche y a la bujía
libar el amor!

En la innata señal apodíctica
se destilarón los recuerdos
este es mi amor altivo qué
agita tus sueños;
qué innala el vigor de tu
incandescencia.


Tú eres el amor, yo solo aspiro
un arpegio de tu fascinante eco;
yo solo anhelo tus pupilas
de acero; tu mirar insondable.



                                                                                         Katya Cruz


Kay